¿Por qué correr los 110 KM?

¿Te imaginas dar media vuelta al desierto corriendo? ¿Y además hacerlo a través de dunas y montañas? Por no hablar del frío de la noche, del calor durante el día, la posibilidad de tormentas de arena, el cansancio extremo tras una noche sin dormir… Esto es una pequeña parte a lo que se enfrentarán los corredores de la prueba Tic Tac Desert Marathon.

Tic Tac Desert Marathon es una cita para la que han entrenado durante meses, han sacrificado horas de sueño, noches sin salir o momentos con la familia. Solo por eso, ya son unos héroes. Hay que tener mucho valor para enfrentarte a 110 kilómetros por el desierto, para encararte con tus propios miedos y limitaciones, en una prueba que implica además la condición física tener una fuerza mental. Y es que, por mucho que entrenes, nunca te sentirás plenamente preparado para algo así. Siempre dudarás. Es una prueba que te llevará tan al límite de tus posibilidades, te hará ser más consciente de tus debilidades, te hace sentir más insignificante al encontrarte solo durante horas en medio desierto.

La vida es un conjunto de emociones. Arriesgarte, enfrentarte a tus miedos, correr, reír, saltar, mojarte, deslizarte sobre las dunas o llenarte de arena hasta las cejas. Y esas sensaciones no las viviremos sentados en un sofá y dentro de la zona de confort. Sí, las vivirás en Tic Tac Desert Marathon que se presenta como un desafío abierto a cualquier persona, capaz de enfrentarse a una dura prueba atlética, física y mental, puesto que será una carrera a pie de larga distancia, basada en una filosofía deportiva, natural, ecológica, sostenible y solidaria.