La preparación física para los 110km en el desierto

A parte de las particularidades del terreno, para correr 5 días seguidos hace falta prepararse con diferentes entrenamientos según los objetivos del deportista.

Hablamos de una prueba de resistencia en la que el corredor tendrá que gestionarse y, por tanto, que conocerse bien a sí mismo para alcanzar la meta. Habrá que preparar el cuerpo para que pueda recibir muchos choques, así como el corazón y los pulmones para tener una actividad sin descanso durante mucho tiempo.

Es ahí donde empieza el trabajo de fondo. Trabajar la resistencia es fundamental en la carrera a pie, es decir salir unos 45 minutos muy a menudo con una FC (frecuencia cardíaca) máxima del 72%. Para conseguirlo, lo idóneo es tener la posibilidad de hacer un test VAM (Velocidad Aeróbica Máxima) con la FC máxima en carrera a pie. Si no tienes la posibilidad de hacerlo, para correr teniendo alrededor del 72% de la FC máxima, fíjate en tu capacidad de correr sin perder el aliento, es decir manteniendo un ritmo muy ligero.

Además, también hace falta trabajar la resistencia muscular para poder garantizar el funcionamiento correcto de los músculos motores y periarticulares durante todo el recorrido. Cuanto más resistentes y fuertes sean los músculos, más fácil será correr las distancias un día tras otro.
Para ello, lo esencial sería trabajar:
– Tu velocidad con fraccionado (como trabajo en cuestas o en pistas)
– Trabajo de refuerzo especifico tobillo/rodilla/cadera (propiocepción con aumento de la movilidad)
– Refuerzo global para fortalecer todo el cuerpo (respecto al aspecto cardio/fraccionado, aconsejo e insisto en los programas de HIIT)

Con todo este programa, puedes preparar tu cuerpo para aguantar kilómetros sin desgastar mucho. Ahora bien, se trata de poder resistir un día tras otro con esta misma intensidad.
Para ello, en las 8 semanas previas al TIC TAC DESERT, deberías hacer un gran bloque de trabajo seguido para preparar tu cuerpo para hacer esfuerzos varios días seguidos. Durante estos días “extremos”, habrá que combinar un máximo de actividades, lo que se asemejaría a un curso multideportivo.

Ahora te toca a ti. Nos vemos en la línea de salida. Aunque con estos primeros consejos estaréis bien preparados, es recomendable hacer un balance con un entrenador deportivo.

¡Si aún no tienes uno ¡cuenta conmigo para hacer el balance juntos!

De deportista a deportista, un saludo,

Jean-Simon

Leave a comment